fbpx
Now Reading
Ca’ del Bosco: donde nació el vino perfecto Franciacorta
English Deutsch Italiano Español

Ca’ del Bosco: donde nació el vino perfecto Franciacorta

El vino es el resultado de la naturaleza y del talento humano. En este caso, el talento es de Maurizio Zanella.

El presidente de la bodega Ca' del Bosco ha dado vida a un auténtico renacimiento enológico. Remontándose 45 años atrás a la propiedad familiar de Ca' del Bosc, así como a la experiencia adquirida en las bodegas francesas, Maurizio Zanella ha conseguido crear una nueva forma de artesanía gracias a su visión pionera. Ca' del Bosco Franciacorta, un vino sorprendente y reconocido en todo el mundo, fue el resultado del alto rendimiento tecnológico y la puesta en valor del territorio.

Solo un verdadero vanguardista del alma apostaría por una tierra que parecía casi desconocer su verdadero potencial en la viticultura. Fue una jugada exitosa, que cambió profundamente la percepción colectiva de Franciacorta -en poco tiempo- como un territorio internacionalmente famoso, aunque joven por su tradición vinícola. Tras leer la historia de la bodega Ca' del Bosco, uno se anima inmediatamente a cruzar la puerta del sol de bronce (esculpida por Arnaldo Pomodoro) para descubrir todos los secretos y degustar sus excelentes vinos.

Maurizio Zanella | Foto: Ca' del Bosco

Sr. Zanella, su vida siempre ha girado en torno al viñedo. ¿Qué impulsó su pasión, que luego se convirtió en trabajo y también en una verdadera filosofía de la enología moderna y sostenible?

Quizás la mía sea una historia un tanto extraña y única en el mundo del vino no sólo en Italia, sino en todo el mundo. Una historia en la que probablemente la suerte ha jugado un papel muy particular. Me considero muy afortunado porque el trabajo necesario para obtener el reconocimiento normalmente lleva varias generaciones. Pocas empresas consiguen un resultado, un consenso de la crítica, un mercado y un éxito de mercado. 

Además de mi madre, que con una paciencia ilimitada soportó mis locuras (por eso el vino más importante está dedicado a ella), Ca' del Bosco no existiría sin la suerte de haber conocido a personas extraordinarias en mi vida.

Una de ellas es Luigi Veronelli, periodista, filósofo y gastrónomo anarquista, que cambió el destino de la comida y el vino italianos en los años 70, empujando a todo el sector a favorecer la calidad y no la cantidad. Me acogió bajo su ala y moldeó mi mente, haciéndome muy exigente en términos de calidad. De hecho, es un auténtico fundamentalista que no acepta concesiones.

Foto: Consorcio para la protección de Franciacorta

Entonces, ¿qué ha llevado a Franciacorta, que tiene una historia vinícola relativamente reciente, a convertirse en el rey de los vinos fermentados italianos? ¿Cuánto trabajo y cuidado se ha puesto en esta excelencia y qué lo diferencia de otros productos similares del mercado?

El territorio está íntimamente ligado al mundo de los vinos nobles -noble es aquel vino que no es ordinario ni sigue las reglas del marketing-. El territorio es el actor principal, quien lo transforma es un humilde potenciador de lo que la naturaleza ya posee. El Franciacorta es un vino de calidad totalmente ligado a su territorio, como un Barolo o un Borgoña. Es el vino fermentado con la disciplina más estricta del mundo. Decidimos que la única manera de avanzar era demostrar, con hechos, que producimos con un nivel de rigor superior al del resto del mundo, y este esfuerzo está dando sus frutos después de 30 años. Somos una región pequeña, producimos 18 millones de botellas al año frente a los 300 millones del gigante del champagne, pero somos diferentes porque tenemos un carácter distinto.

Debes conocer que en la fase final de la producción de Franciacorta -y de todos los vinos fermentados en botella- hay que eliminar los sedimentos y añadir azúcar. En el champagne el azúcar oscila entre 7 y 12 gramos por litro, en el vino Franciacorta la media es de 5 gramos por litro. En Ca' del Bosco es de 2 gramos por litro. La menor altitud de nuestro territorio provoca una menor acidez, lo que nos permite añadir menos azúcar. De los ocho vinos de Franciacorta de Ca' del Bosco producidos, tres no tienen azúcar añadido. Esto demuestra que nuestros vinos son bonitos sin tener que pintarse los labios, por así decirlo.

Ca' del Bosco Vino
Foto: Ca’ del Bosco

Ca' del Bosco no es sólo Franciacorta y sus variedades Prestige, Satèn, Brut, Dosage Zéro y Annamaria Clementi, sino también vinos blancos y tintos. ¿Puede hablarnos del tinto que lleva su nombre?

Rosso Maurizio Zanella surgió en 1981, gracias a la colaboración con el histórico enólogo Solci, propietario de la primera tienda de vinos de Italia. Franciacorta tiene como origen el vino tinto, por lo que experimentar algo diferente fue emocionante y permitió que su sabor se diera a conocer en el extranjero. La elaboración del vino es realmente una forma de artesanía, un “trabajo romántico”. La mano del hombre debe saber esperar décadas por un viñedo, moviéndose entre estaciones despiadadas y generosas. Siempre hemos tenido a nuestro lado a grandes maestros que nos han transmitido sus conocimientos. André Tchelistcheff, por ejemplo, un enólogo legendario del Valle de Napa, nos ayudó a elaborar el primer Chardonnay y el primer Pinot Noir gracias a su amistad. Monsieur Dubois, el histórico chef de cave, se encargó de las Franciacortas fermentadas con un joven americano, Brian Larky. Este maestro francés de 65 años y este pionero de la enología tecnológica de 32 años dieron lugar a una verdadera “guerra de espíritus”, que obtuvo una gran calidad. 

Detrás de todos estos vinos hay técnica y experiencia. Por eso hablo de personas más que de vinos. La dificultad de este trabajo es que somos agricultores, evolucionados, pero seguimos siendo agricultores. No somos una industria y nuestro producto está subordinado a la naturaleza, que es nuestro principal accionista. No hay presupuesto, ni planes, ni previsiones, la única que decide es la naturaleza. Un año pierdes el 63% de la cosecha y luego ganas + 12% de la media de treinta años. El año siguiente te recompensa, pero no puedes saber nada de antemano.

Ca' del Bosco Vino
Foto: Ca’ del Bosco

La Puerta de Arnaldo Pomodoro nos introduce en el arte de la viticultura, pero también en otras formas de expresión artística. ¿De dónde viene esta pasión por el arte contemporáneo y por qué está en el viñedo y sus espacios? ¿Cómo se eligen las obras que se conservan en el viñedo?

Siempre me ha gustado la escultura y el arte moderno. La escultura, en particular, es tridimensional, como las tres sensaciones del vino: vista / olor / sabor. Por lo tanto, un cuadro no era suficiente, ya que quería dimensiones importantes que se pudieran mostrar. Y para dejar claro que el vino ha evolucionado, quería establecer una alianza con el mundo más culto del arte.

Nada de lo que se ve en Ca' del Bosco ha sido comprado en galerías. Cada pieza es una entrevista, una disputa, una provocación, casi un verdadero cortejo que he mantenido durante años con cada artista para convencerle de que haga una cosa determinada. Pomodoro, a quien le propuse cortar una de sus esculturas en dos para que se abriera y hacer una puerta, me dijo: “Yo no hago puertas”. Tardé años en convencerle. Mitoraj, agotado por mi insistencia, después de tres años ha accedido a hacer una escultura maravillosa.

En cuanto al libro de fotos 11 Fotografi, 1 vino (publicado por Skira y presentado en Milán, Tokio y París), les dije a los fotógrafos: “Podéis hacer lo que queráis, excepto fotografiar las etiquetas y la escritura”. Quería que fuera arte y no publicidad. Ca' del Bosco no es un museo, pero hay piezas que enaltecen la visita.

Giuseppe La Spada – Voluptas

En base a su experiencia y conocimiento del área, ¿en qué debería centrarse el sector del vino para seguir siendo competitivo en un momento tan complejo como el actual? 

Debemos centrarnos en el territorio, que, afortunadamente para nosotros, tiene un límite de tamaño que siempre nos hace un lugar. A lo sumo, Franciacorta podrá pasar de los 18 millones de botellas actuales a 25-30 millones en 10-15 años mediante la plantación en las zonas aún aptas. Mientras todo el mundo ve el tamaño como un límite, para mí es una oportunidad. Es una ventaja. Nos permitirá cuidar mejor el producto y obtener una gran calidad, a la vez que lo posicionamos adecuadamente, lo potenciamos y permitimos que se compre sin que se convierta en un vino corriente que se puede encontrar en cualquier sitio. Franciacorta siempre será una joya. 

El pasado septiembre, en un año muy difícil, ha presentado Cuvée Prestige Edition 42. El viñedo sigue produciendo un excelente Franciacorta.

Somos un equipo fuerte, pero no creamos nuevos productos mediante ideas de marketing. Intentamos mejorar nuestro producto. En 2022 celebraremos 50 años de producción, la primera botella con la etiqueta Ca' del Bosco dio la vuelta al mundo en 1972. Cuando nuestro vino es bueno, tiene la capacidad de mejorar a medida que madura. El vino noble no envejece, madura. Y yo trato de seguir al vino, por muy atrevido que sea. Intento madurar y no envejecer.

Instagram

 

Leer Más:

 

Entrevista: Raffaele Castelli, Cristina Agnelli

Palabras: Cristina Agnelli

Foto: Ca' del Bosco

A veces usamos enlaces afilados en nuestro contenido. Esto no te costará nada, pero nos ayuda a compensar el costo de nuestra producción. Sin embargo, esto no afecta nuestras revisiones y comparaciones. Mantenemos las cosas justas y equilibradas para ayudarte a tomar la mejor decisión para ti.

© 2020 NOBLE&STYLE Media GmbH. All Rights Reserved.

Scroll To Top