Now Reading
El Negroni Sbagliato: Un Giro Accidental Y Una Creación Ingeniosa
English Deutsch Italiano Español

El Negroni Sbagliato: Un Giro Accidental Y Una Creación Ingeniosa

Hay una fábula sobre el pintor griego Protógenes, que lanza su esponja al lienzo en señal de frustración cuando no consigue que un detalle de su cuadro quede bien. La esponja deja una mancha que produce exactamente el aspecto que Protógenes buscaba, y la historia se convierte en una máxima a seguir por muchos artistas. Las creaciones hermosas, a veces las más grandiosas, nacen de errores o accidentes, dando lugar a algo totalmente original, casi inconscientemente, y el Negroni Sbagliato no es la excepción.

Hace medio siglo en Milán, precisamente una ocasión fortuita introdujo el famoso cóctel milanés, el Negroni Sbagliato. Traducido como el Negroni “equivocado” o “incorrecto” -esa bebida robusta que recuerda a un bar oscuro y bochornoso-, el Negroni Sbagliato es un brebaje más dulce y ligero en su sabor que su famoso hermano. El Negroni Sbagliato, un emblema del Bar Basso de Milán que se ha convertido en un icono por derecho propio, es todo lo que se puede pedir al mejor aperitivo: un giro sorprendente y refrescante de un clásico conocido, respaldado por una historia de origen que da pie a una conversación perfecta en una cena.

Aunque los italianos lo adoran en todo el país, el Negroni Sbagliato sigue siendo un secreto bien guardado. Por eso, con la historia de este exquisito cóctel y nuestra receta completa a continuación, podrás adelantarte a la tendencia justo a tiempo para tu próxima reunión.

Negroni Sbagliato
Negroni Sbagliato

Historia del Negroni Sbagliato

En el año 1919 en Florencia, el general francés Pascal Olivier Conde de Negroni pidió a su camarero un Americano -su bebida favorita-, pero al quererlo más fuerte de lo habitual, esta vez pidió que se reemplazara el agua con gas por ginebra. Así surgió el Negroni original, del que el afamado cineasta estadounidense Orson Welles diría: “El bitter es excelente para tu hígado, la ginebra es mala para ti. Se equilibran mutuamente”. 

Cuando el Negroni Sbagliato surgió medio siglo después, parecía casi como si fuera un diseño, una nueva variación no tan “mala para ti”, ocupando un lugar ideal en la historia de los aperitivos entre el Americano, el favorito inicial del Conde de Negroni, y el Negroni, la versión más fuerte y actualizada que hizo de su nombre un emblema de Italia.

Negroni Sbagliato
Bar Basso, Milán

En 1967, tras perfeccionar su oficio en varios de los locales más prestigiosos de Venecia (entre ellos el Harry's Bar), el barman veneciano Mirko Stocchetto y su socio Renato Hausamann compraron el Bar Basso de Milán. Por aquel entonces, los milaneses seguían aferrados a los simples placeres del vino, la cerveza y los bitters, aunque los gustos y la clientela estaban cambiando poco a poco. Las mujeres experimentaban una nueva independencia en la sociedad y encontraban la liberación en los bares, donde los cócteles -más suaves que la selección estándar- eran una bebida ideal. Para aprovechar la creciente tendencia, Mirko servía todos sus cócteles en vasos extra grandes y llamativos, hechos a medida por vidrieros de Murano.

Negroni Sbagliato
Bar Basso, Milán

Ya sea en 1969 o en 1972 -según a quién se le pregunte-, mientras Mirko preparaba un Negroni clásico, añadió por error prosecco a la mezcla en lugar de la típica ginebra. Al no darse cuenta de su error antes de servir la bebida, se llevó una grata sorpresa cuando el cliente quedó encantado con el brebaje. A partir de entonces, la bebida se convirtió en un habitual de la carta, bautizada por Mirko como Negroni Sbagliato, el Negroni “equivocado”. 

Acreditado por revolucionar la escena de la coctelería en Milán, Mirko llegó a desarrollar más de 100 cócteles en su vida. Sin embargo, el Negroni Sbagliato sigue siendo su principal legado, una leyenda de un barman virtuoso y su creación accidental que todavía envuelve el Bar Basso, uno de los bares más históricos de Milán, que hoy se ha convertido en un bullicioso centro de cultura y diseño, mantenido vivo por Maurizio, el hijo de Mirko.

Negroni Sbagliato
Negroni Sbagliato en el Bar Basso, Milán

Una receta deliciosamente simple

Necesitarás partes iguales (3 cl) de Vermouth Rosso, Bitter Campari y el ingrediente estrella: prosecco (puede ser cualquier vino espumoso brut, pero nosotros apostamos por el prosecco para conservar la receta original del Negroni Sbagliato italiano). Con un sabor más dulce, un menor contenido de alcohol y un poco de burbujas, el prosecco aporta un sabor totalmente nuevo a la mezcla reemplazando al tradicional tercer ingrediente, la ginebra.

  • Bitter Campari (1 oz, 3cl)
  • Vermouth Rosso (1 oz, 3cl)
  • Prosecco (1 oz, 3cl)

Para servirlo, tienes dos opciones. Para seguir la ruta más tradicional, sírvelo con hielo: llena un vaso de cristal con hielo, vierte la mezcla encima y remueve con una cuchara de bar. Para una presentación más elegante, sírvelo en una copa de champán. En primer lugar, incorpora en un vaso mezclador el vermut y el Campari con hielo por separado, cuela la mezcla en la copa y luego añade el prosecco para mezclarlo de nuevo.

Decóralo con una rodaja o un twist de naranja para darle un toque extra, y voilá, tu Negroni Sbagliato. Un cóctel delicioso y llamativo, fácil de preparar y de repartir entre todos los invitados que quieras.

 

Leer más:

A veces usamos enlaces afilados en nuestro contenido. Esto no te costará nada, pero nos ayuda a compensar el costo de nuestra producción. Sin embargo, esto no afecta nuestras revisiones y comparaciones. Mantenemos las cosas justas y equilibradas para ayudarte a tomar la mejor decisión para ti.

© 2020 NOBLE&STYLE Media GmbH. All Rights Reserved.

Scroll To Top